Spanish Basque Catalan English Galician Spanish Catalan Galician Basque

Cita (Sathya Sai Baba)

He venido a encender la lámpara del Amor en vuestros corazones, para ver que ella brille día a día con más esplendor.

No he venido en beneficio de ninguna religión exclusiva.

No he venido en ninguna misión de publicidad para cualquier sector o credo o causa; ni he venido a reunir seguidores para doctrina alguna.

No tengo planes para atraer discípulos o devotos hacia mi rebaño o hacia algún otro rebaño.

He venido a hablaros sobre esta fe unitaria, este principio espiritual, este camino de Amor, esta virtud de Amor, este deber de Amor, esta obligación de Amar.

– Sathya Sai Baba (4 de julio 1968)

Videos Informativos



Miembros

Solicita el mensaje del día

Contacto

El límite a los deseos

Con el fin de elevar la conciencia humana, Sathya Sai enseñó y advirtió sobre el peligro de los deseos sin límites. Éstos surgen de la identificación errónea con el cuerpo y la mente, olvidándonos de nuestra Divinidad inherente.

 

Recalcó que nuestros deseos pueden llegar a controlarnos y convertirnos en esclavos de nuestro cuerpo y sentidos.

 





Por eso Sathya Sai aconsejó poner un techo a nuestros deseos como medio para lograr la felicidad, dedicando especial atención a los campos del dinero, la comida, la energía y el tiempo. El resultado de eliminar el derroche innecesario nos permite utilizar los recursos ahorrados en propósitos más nobles y ponerlos al servicio de los demás.

 

“No es la satisfacción material sino la espiritual la que hace que la vida

merezca vivirse. La riqueza proporciona una tendencia fatal: es fuente y

causa de la esclavitud humana. El deseo de mejorar el nivel de vida nunca

queda satisfecho, conduce a la multiplicación de necesidades y esto acarrea

más dificultades y frustraciones. Enfatizad la calidad y no el nivel de vida.”

 

alt

 

“¿Quién es el hombre más rico, el que tiene más necesidades

y por lo tanto más preocupaciones y dificultades,

o el que satisface sus necesidades más elementales para la vida,

y por lo tanto, tiene muy pocos deseos y es comparativamente feliz?”

 

 

“La avaricia es la causa real de vuestras penas y dificultades.

Estáis perdiendo la paz mental por el exceso de deseos. Por lo tanto,

debéis reducir vuestros deseos para alcanzar el auto-conocimiento.”

 

alt